Características y causas de la discapacidad sensorial

Discapacidad auditiva

Representa la pérdida total de la audición. La causa de esta discapacidad es múltiple, pudiendo ser originada de forma: prenatal, perinatal o posnatal, así como genética o hereditaria, siendo esta última la menos previsible.

Dentro de las causas perinatales, esta puede ser ocasionada por partos anormales, y en cuanto a las postnatales es asociada a causas bacterianas.

Otro motivo podría ser el deterioro paulatino de este sentido, ocasionado por la otitis media, así como estar expuesto a altos índices de ruido.

Existen varios tipos de sordera:

* De transmisión: que afecta el área correspondiente al conducto auditivo externo, específicamente en la caja del tímpano, como la otitis crónica.

* De percepción: causada por infecciones cocleares, así como traumatismo en esta zona, síndrome de Ménière, neurinoma del acústico.

* Centrales: están relacionadas a los núcleos acústicos, que están ubicados en el lóbulo temporal o área bulboprotuberencial. Su origen puede ser vascular, e incluso, traumático o tumoral.

Discapacidad visual

Una persona con una visión inferior de 20/400 o 0,05, es considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como discapacidad visual. Y es legalmente ciega con una visión inferior de 20/200 o 0,1.

Causas

  • Accidentes.
  • Catarata.
  • Glaucoma.
  • Leucoma corneal.
  • Retinopatía diabética.
  • Retinopatía del prematuro.
  • Atrofia óptica.
  • Distrofia retinal.
  • Retinosis pigmentaria.
  • otras.

Prevención

  • Ser precavido para así evitar accidentes de tránsito o laborales.
  • Mantener un adecuado control prenatal.
  • Atención a tiempo de deficiencias en recién nacidos.
  • Buscar asesoramiento en caso de contar con antecedentes familiares.
  • Asistir a la consulta oftalmológica tempranamente ante cualquier síntoma.
  • Tener presente que el mejor remedio es la prevención.

Es importante, que las personas que forman parte del entorno de una persona con una discapacidad sensorial entiendan, que ellos son totalmente capaces de desarrollar casi cualquier actividad por sí mismos, es esencial, tratarlos con respeto y no como alguien incapaz, por lo que, lo más adecuado es ayudarlo siempre y cuando ellos lo soliciten.