Las empresas y la contratación de personas con discapacidad

¿Por qué contratar personas con discapacidad?

A pesar de lo que parece, contratar personas con discapacidad puede generar un impacto positivo y grandes beneficios a las empresas, como aumentar su reputación corporativa, además de ser partícipes en el proceso de inclusión y promover la diversidad, dos términos muy sonados pero, muchas veces, ignorados.

Dar el primer paso puede ser lo más difícil, ya que en el camino se desencadenan una serie de interrogantes que llenan de preocupación. Sin embargo, lo principal que se debe tener son las ganas de hacerlo.

No importa a qué nicho pertenezca la empresa, las personas discapacitadas pueden formar parte de cualquier entorno laboral, incluso las empresas de casinos en línea como ruby fortune casino, que ya han tomado el camino de la inclusión y están contratando personas con discapacidad dentro de su equipo de trabajo de forma exitosa.

Es necesario entender, que esta acción puede ser un gran aporte para la empresa, que incluso promueve el trabajo en equipo, mejora el ambiente laboral y forma un talento humano más comprometido.

Mitos o prejuicios acerca de la contratación de personas discapacitadas

  • Las personas con discapacidad son poco productivas y tiene bajo rendimiento.
  • La empresa no es apropiada para ellos.
  • El entorno laboral puede ser peligroso para trabajadores discapacitados.
  • El ausentismo laboral por enfermedades es mayor y más repetitivo con las personas discapacitadas.
  • Las personas con este tipo de condición no son comprometidas con su trabajo.
  • El resto del equipo de trabajo no va a aceptar o adaptarse a este tipo de compañero.
  • Contratarlos acarreará problemas legales.
  • Las personas con discapacidad generan incomodidad en los clientes.

Estos mitos o prejuicios pueden hacerse presentes en el entorno laboral cuando surge la intención de contratar a este grupo de personas. En realidad, las personas con discapacidad pueden ser totalmente productivas, responsables y comprometidas con la labor a ejercer. Solo requieren de un poco de ayuda, comprensión y empatía ante sus necesidades y limitaciones.